Esta casa, realizada por mi padre, es el “pequeño tesoro” de mi hija Victoria. La construyó cuando ella cumplía 8 años y se convirtió en su juguete favorito, pasando horas enteras delante de aquella casa que, para sus 8 años, era enorme, con un montón de habitaciones, algunos mueblecitos y una familia de personajes que todavía conserva.
Su construcción es totalmente artesanal. Los suelos están realizados como el auténtico parqué, con maderas de varios tipos y con una terminación exquisita. El de alguna estancia se compone de más de 500 piezas montadas una por una. En la cocina y baño son baldositas de madera pintadas a mano.
La fachada recuerda a las casas del casco antiguo de Badajoz, nuestra ciudad. Con sus balaustres y sus balcones y rejas de forja. En las rejas de la planta baja están intercaladas las iniciales del nombre de mi hija.
Como digo, no hay nada que no haya sido realizado artesanalmente: puertas, ventanas, la escalera central y la de caracol. Como curiosidad mencionar que él mismo ha construido con el motor de una lavadora el torno con el que ha torneado todos los balaustres.
También se ocupó de electrificar, pintar y empapelar.
Y no sólo ha realizado la casa, también es el autor de algunos de los muebles, como por ejemplo los del dormitorio principal. La cama es una réplica exacta de la mía. La mesa de la cocina, la mesa camilla del cuarto de costura (con braserito y todo) y el caballete con paleta,pinceles y el marquito del cuadro.
Decir que es un amante de la miniatura y de las manualidades, y nuestro “fabricante de sueños” particular. En su cuartito, donde pasa muchas horas, hace realidad sus sueños y los nuestros; como cuando éramos pequeños mis hermanos y yo, sólo hay que decir “‑papá quiero esto” y a sus 84 años sigue haciéndolo todo realidad. Esta misma afición la hemos heredado más de uno en la familia.
Y si esta casa fue el juguete favorito de mi hija, ahora se ha convertido en el mío. Retomé mi afición y paso algunas horas realizando cositas para ella. Las cortinas,(incluidas barras y galerias) que son muchas pues cada estancia tiene ventanas en el fondo y en la fachada. He vestido las camas, la cuna (con dosel y todo), el bebé, he realizado la mantelería del comedor, los cuadritos con flores los he pintado sobre botones y pendientes, muchos jarrones y frasquitos están hechos de abalorios, así como la lámpara del cuarto de juegos y pintura (para la que usé la tulipa de otra lámpara de techo estropeada). El bastidor y bordado están también realizados por mi, al igual que la peluca y el vestido del personaje del cuarto de costura.
Para el escritorio realicé el tintero y pisapapeles siguiendo algún tutorial de internet, lo mismo que el paquetito de cartas.
Mi hija Victoria también ha contribuido pintando y tapizando los sillones dorados del saloncito amarillo, vistiendo el maniquí y decorando el cuarto de costura.
La casa está ambientada en época victoriana, con un toque modernista, al tener tantas estancias da pie a crear muchos ambientes y a dar rienda suelta a la imaginación.
En la buhardilla se han creado tres zonas: sala de música (con su lección incluida), sala de juegos y pintura, y sala de costura y plancha.
La mayoría de los muebles y accesorios se adquirieron por coleccionables y como no en bazares de “todo a cien”… muy socorridos para amueblarle la casita a una niña; pero en todas las estancias hay algo realizado en casa. El cuadro sobre la chimenea es un retrato al óleo de mi padre realizado por mi hermano al igual que las otras dos miniaturas (una de ellas autorretrato) y el bodegón del comedor. El paisaje de encinas del salón amarillo lo ha realizado mi cuñada. Casi toda la familia ha contribuido con algo en esta casa que como decía anteriormente es el “pequeño tesoro” de mi hija.



Agradecimientos

Quiero dar las gracias a todos por vuestras visitas y por vuestros comentarios. Algunos ya sois seguidores y eso para mi es un honor. Gracias.







¡¡¡¡Va por ti papá!!!!

Hace tiempo que queria mostrar estas miniaturas hechas por mi padre y que nos regalo a mi hija y a mi.Yo se que le hace ilusión y más ahora que no puede hacer nada ya que lleva casi dos meses recuperandose de tres operaciones,una de colon y dos peritonitis (dos de ellas de urgencia) y para terminar ,una deshidratación aguda .Tiene casi 86 años, por eso digo ,que " Supermán" existe y no me refiero a ese tipo que anda por ahí con mallas azules capa roja y un ricito en la frente, " Superman" es mi padre que despues de todo esto y superar varias negligencias del sistema sanitario está ahí, con ganas de salir de esta. ¡¡¡¡¡Va por ti papá!!!!!

martes, 11 de enero de 2011





1 comentario:

  1. Hola!! Me encanta el comefor. No le falta detalle.
    Besos, Helena.

    ResponderEliminar